Los Corn Flakes fueron inventados por accidente.

Surgieron cuando el doctor Kellogg y su hermano, dejaron reposando una porción de trigo cocido, mientras resolvían algunos asuntos.

A su regreso encontraron que el trigo se había alterado, pero como su presupuesto era muy corto, decidieron seguir con el proceso, obtuvieron pequeñas hojuelas, las tostaron y sirvieron a sus pacientes, a quienes sorprendentemente les encantó.

 

Síguenos en nuestras redes!

Dicho 1

Video de la semana